En foco  
 
Posicionador electroneumático tipo 3730 
     
Tipo 3755
 
   
Los trabajos de mantenimiento ya son por sí mismos bastante pesados. Si el montaje de los accesorios está limitado, a la perdida de tiempo se le puede añadir la perdida de los nervios. ¡Esto no tiene por qué suceder! Precisamente a la hora de la instalación y de la puesta en marcha, es cuando quedan patentes las ventajas del posicionador 3730. Puede ser montado en cualquier posición y en cualquier tipo de accionamiento de movimiento lineal o rotativo, y la pantalla LCD queda siempre en una posición legible. Simplemente con el pulsador, puede rotar el contenido de la pantalla para una mejor y más fácil lectura.

La configuración de un menú a través de un sistema de varios dispositivos de mando suele convertirse en un juego de habilidad y paciencia. No es así en el caso del posicionador tipo 3730 que dispone de un fácil sistema de mando mediante un sólo pulsador, y para que pueda usarlo rápidamente, 4 modos de inicialización le permiten una puesta en marcha automática. Después sólo queda buscar los parámetros a configurar girando el pulsador, ajustarlos y confirmarlos, todo con el mismo pulsador. Muy fácil.

Y además tiene otras prestaciones:

Alta precisión de control
Caja de aluminio con grado de protección IP 65
Puede ser usado, también con seguridad intrínseca, en un amplio margen de temperaturas desde -40 hasta 80 ºC
Técnica 2-hilos con baja impedancia (aprox. 300 Ohm)
Regulador continuo PD
Lista de parámetros e instrucciones
Presión máxima de mando ajustable
Señal de alarma y dos finales de carrera configurables por software

La señal de salida al accionamiento viene dada por el sistema de compensación de aire (sistema de toberas), con probada fiabilidad en millones de instrumentos. Gracias a este sistema el posicionador 3730 tiene una gran robustez, incluso trabajando con aire de instrumentación de baja calidad, en comparación con otros sistemas de amplificación de señal. Además, nuestro mejorado concepto de presión de mando, asegura un consumo por debajo de los 90 (N)l/h., incluso teniendo variaciones en la presión del aire de suministro. Este consumo no se puede contar como perdido, ya que se utiliza para mantener el sistema ventilado, asegurando que en el interior de la caja siempre exista un ambiente seco, limpio y no corrosivo. br> 

 
     
 
       
       
      © SAMSON S.A.